Intel admite que el parche para Spectre provoca problemas en prácticamente todos sus procesadores

La compañía reconoce que sus procesadores más nuevos están sufriendo con los parches pero están trabajando ya en una solución.

El último mes está siendo horrible para Intel, y por si no hubiera tenido suficientes problemas con la crisis de Meltdown y Spectre, los parches oficiales para solucionar estas vulnerabilidades también les están creando varios dolores de cabeza. Hace unas horas, la empresa ha admitido que incluso sus procesadores más nuevos están teniendo problemas de reinicios imprevistos cuando se les aplica estos parches.

“Hemos determinado que los reinicios frecuentes están ocurriendo en procesadores Ivy Bridge, Sandy Bridge, Skylake y Kaby Lake. Ya reproducimos los errores de forma interna y estamos en proceso de identificar la causa principal. En paralelo, estaremos entregando a los fabricantes el código de prueba a los fabricantes para su validación”. Así lo reconocieron en el sitio oficial de Intel.

Cuando empezaron los problemas con los parches, la propia Intel acabó reconociéndolos, pero sólo en sus procesadores Broadwell y Haswell de cuarta y quinta generación. Pero en el último comunicado han dicho que han conseguido reproducir estos reinicios, y que han encontrado comportamientos similares en sus procesadores Skylake y Kaby Lake de sexta y séptima generación, y también en otros más antiguos que los anunciados inicialmente.

Tal y como contaron nuestros compañeros de Genbeta, muchos usuarios estaban avisando de que estaban teniendo fallos en el reinicio de sus sistemas después de aplicar las actualizaciones de firmware lanzadas por Intel y sus socios para solucionar las vulnerabilidades de Spectre.

En teoría, solo los equipos más antiguos tendrían que haber presentado problemas evidentes o notorios luego de aplicados los parches, pero en el sitio oficial de Intel reconocen que esto también sucede en los equipos más nuevos.

La compañía asegura que ya tiene parchados el 90% de los procesadores lanzados durante los últimos cinco años, pero “queda trabajo que hacer”.

Mientras tanto, un senador estadounidense ya le escribió tanto a Intel como a ARM y AMD pidiendo explicaciones sobre el asunto y además exigiendo que las compañías se hagan más responsables de cara a los usuarios. Además, fabricantes y desarrolladores en general que han sido levemente afectados siguen trabajando en mitigar el impacto ahora ya no tanto de las fallas en sí, sino de los parches.

¡Spectre, este ha sido tu año!